jueves, 11 de diciembre de 2014

Estudio "Accidentalidad en el Medio Natural en la provincia de Huesca"

Os adjuntamos a continuación un artículo con algunas de las conclusiones obtenidas durante el estudio que llevamos a cabo en el verano de 2014 estudiando los accidentes en el medio natural en la provincia de Huesca. Esperamos que sea de vuestro interés.

Algo seguimos haciendo mal cuando la principal noticia que ofrecemos continuamente sobre nuestras montañas son los accidentes. Año tras año vemos como aumentan el número de intervenciones de los equipos del Greim en nuestras cordilleras. Y parece que con eso nos conformamos: prevención que no funciona, mala imagen pública de las actividades en el medio natural, y los profesionales del rescate y la asistencia sanitaria trabajando a destajo, aun con las sombras que algunos se empeñan en crear sobre su futuro.

Durante el verano de 2014 he realizado, de acuerdo con la Gerencia del Salud en la provincia y la inestimable colaboración del personal de los centros de salud y hospitales, un estudio sobre accidentes encuestando a las personas que acudían a los centros públicos para su tratamiento tras sufrir un accidente en actividades deportivas en el medio natural. 

 


Los resultados obtenidos han sido especialmente alarmantes pues realizan una radiografía que ha de hacer recapacitar y mucho tanto a los poderes públicos como a los distintos entes intervinientes en el medio. El 90% de los atendidos en los hospitales y centros de salud altoaragoneses son personas procedentes de fuera de Aragón. Es incomprensible que siga sucediendo esto con nuestros turistas y visitantes, uno de los principales activos sociales y económicos de la comunidad.


El estudio desprende varios datos preocupantes para los que no caben soluciones tardías ni parciales. Hay que afrontar este reto con el esfuerzo conjunto de toda la sociedad (montañeros, montañeses, profesionales, amateurs, públicos y privados,…). Nos alarmamos cuando se anuncia el número de rescates anuales o de temporada que proporciona la Guardia Civil; ojala eso fuera motivo de alarma y no la punta de un iceberg de proporciones colosales. Estos rescates suponen únicamente el 10% de las personas que sufren un accidente en actividad deportiva; estamos hablando de unas 2.500 personas que sufren accidentes de mayor o menor gravedad, ¡solo en la campaña estival!


Es destacable además que tanto en número de rescates como de accidentados las actividades deportivas con más siniestralidad son las más sencillas (técnica y físicamente): senderismo y excursionismo.


Los datos todavía más preocupantes al abordar la cuestión de las actividades guiadas: más del 30% de los encuestados atendidos por los servicios sanitarios participaba en una actividad guiada por una empresa o un profesional del turismo activo. Otra muestra más de que algo no se está haciendo bien en nuestro sector turístico.


Otro de los datos preocupantes es el alto número de menores lesionados (un 14% del total de los encuestados); este porcentaje aumenta hasta un 32% en la horquilla de los menores de 25 años. Fallamos por la base y es un déficit que difícilmente recuperaremos en el futuro.

Si aspiramos a que nuestras montañas sean el motor turístico que pretendemos tanto las instituciones públicas (muy especialmente) como las privadas han de comenzar a plantearse que a la oferta de comunicaciones, gastronomía, hostelería, cultural, … hay que añadirle seriamente una política de ocio deportiva que vaya más allá de la creación de instalaciones e infraestructuras y englobe, seriamente, a los profesionales implicados, aspectos formativos y de prevención y una especial sensibilidad por la seguridad global de los visitantes.

Tenemos ejemplos y hay procesos en funcionamiento que están demostrando aciertos, y errores. Solo queda ponerse decididamente manos a la obra. Algunos en ello estamos.


















martes, 2 de diciembre de 2014

Accidentes y Responsabilidad: La viga en el ojo propio



Desde hace unos años parece que una de las palabras que van indisolublemente unidas a los términos "montaña" o "montañero" es ACCIDENTE. Constantemente el mundo de las actividades en el medio natural viene asociado en los medios de comunicación a los rescates, búsquedas, accidentes y demás desgracias; transmitiéndose de este modo una imagen oscura y poco atrayente que, a mi juicio, no tiene nada que ver con la realidad de estos deportes.

Imagen de un rescate en el valle de Chamonix

Esta accidentalidad tan resaltada en los medios tiene, en algunos aspectos, un perfil bastante claro y ante el que es mas que evidente que hay que poner nuevas medidas o cambiar las actuales para disminuir estos hechos: actividades sencillas, personas menores de 30 años, no federados y cuyo accidente tiene, al menos, un precursor en la falta de planificación de la actividad es el prototipo de accidentado en el medio natural.

Existen otros foros para tratar estos asuntos, pero desde aquí queremos, hoy destacar uno de los efectos colaterales de estos accidentes: la judicialización de las actividades de montaña y la cada vez mas reclamada responsabilidad por los daños derivados de estos accidentes. Si el mundo de la montaña ha entrado de lleno en la sociedad es lógico que esta conexión sea bidireccional y por tanto haya una exigencia social que se traspasa al mundo de la montaña. La preocupación por las coberturas de los seguros y su conveniencia para las actividades que se realizan, o la gran expectación, y preocupación, que detectamos en las formaciones que damos en clubes y federaciones sobre estos temas son algunos de los reflejos de las inquietudes y respuestas que estas "nuevas costumbres" han planteado al mundo de la montaña.

 
Momento de una charla sobre Responsabilidad
La Responsabilidad en nuestras actividades tiene su base jurídica en el artículo 1902 del Código Civil "El que por acción u omisión causa daño a otro, interviniendo culpa o negligencia, está obligado a reparar el daño causado". Supone, a grandes rasgos, que habrá de indemnizar a quien sufre un daño (físico y/o material) en el desarrollo de cualquier actividad salvo que se demuestre que es por culpa exclusiva del propio perjudicado. Y es lógico que, en una sociedad cada vez más informada y con mayor facilidad de acceso a la justicia, los perjudicados, o sus herederos o representantes legales, pretendan satisfacer esos derechos que consideran vulnerados.

Hay en otro aspecto de nuestro trabajo en el que también hemos notado este aumento de la judicialización de la vida deportiva. Cada día se nos reclama, profesionalmente, más a menudo para participar como peritos en juicios por accidentes. En nuestro caso añadimos al conocimiento práctico y técnico de distintas modalidades deportivas un importante y determinante conocimiento jurídico de manera que ofrecemos al juez una visión clara y objetiva de un mundo que, normalmente, desconocen por completo.

La actividad del perito es, en muchas ocasiones, fundamental para determinar la existencia o no de responsabilidad en estas actividades. 

¿Cuantas veces hacemos caso a las señales?

Sin embargo, una de las cuestiones que más me llama la atención cuando participo en juicios es la nula capacidad de autocrítica o la incapacidad de reconocer los errores propios que han llevado a la producción del accidente. 

Enlazando esta visión de algunos de los accidentados con el conocimiento de la casuística de muchos accidentes se deducen algunos aspectos que quiero remarcar como posibles ideas para la reducción de los accidentes:

  • La mayoría de los accidentes se producen en actividades sencillas y por errores propios del deportista.
  • La adopción de decisiones erróneas, muchas de ellas generalizadas y repetidas en todas las modalidades deportivas e incluso contrarias a normativas, que no suelen derivar en accidente provocan que no las consideremos equivocadas ni aun después de haber sufrido el accidente.
  • El factor emocional de estos deportes contribuye decisivamente a la creación de situaciones de riesgo que no percibimos como tales.
  • Escasa autocrítica y poca reflexión sobre las propias actividades e incidentes llevan a que estos se repitan y ocasionen accidentes.

viernes, 21 de noviembre de 2014

Heavy metal y Espacios Naturales Protegidos

Probablemente estemos ante la entrada mas estrafalaria en la historia del blog, pero si conseguís seguir leyendo quizás encontréis alguna razón lógica para entender semejante título.

El otro día visite el Parque Natural de las Bardenas Reales. Este espacio se encuentra situado en el extremo oriental de la  Comunidad Foral de Navarra, lindando con Aragón, y consta de algo mas de 42.000 hectáreas en un paisaje semidesértico con unas espectaculares formaciones producto de la erosión. 

Una de las principales características del Parque es que en su interior se halla un polígono de tiro aéreo, con aviones, y un acuartelamiento del ejercito español. Sin lugar a dudas uno de los casos mas sorprendentes del ámbito conservacionista.

Vista del paisaje de Bardenas con los Pirineos al fondo




Su declaración como Parque Natural se produjo en 1999 mediante Ley Foral, y un año mas tarde se declaró, por la Unesco, Reserva de la Biosfera. Adicionalmente esta declarada como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), de acuerdo con la  directiva comunitaria 79/409/CEE. En la actualidad su Plan de Ordenación de los Recursos Naturales data de un Decreto Foral que fue aprobado en 1998. Es decir, antes se creó la regulación de lo que se creó el espacio.

Como veis, la normativa ambiental es variada y muy diversa, proviene de distintos entes y, lo que es mas importante, nos va a regular y/o prohibir la realización de diversas actividades (agrícolas, ganaderas, deportivas, turísticas, empresariales, ...) y por tanto su existencia y conocimiento son de vital importancia para nuestras actividades.

Las especiales condiciones paisajísticas de este espacio han provocado que sea, en cierto modo, un referente para la actividad audiovisual, de hecho la idea de escribir esta entrada me surge tras encontrarme con la grabación de un anuncio publicitario el día de mi visita. Buscando información posteriormente, y hablando con un buen amigo, descubrí que es escenario habitual de grabación de películas (Airbag, Acción Mutante, El mundo nunca es suficiente, ...) pero definitivamente lo que se me quedó en la memoria guardado es un viejo vídeo de 1988 grabado por los alemanes Helloween en este espacio cuando aun no contaba con figura alguna de protección 

 
Vídeo del tema I want out de Helloween

El valor paisajístico y su uso audiovisual con fines comerciales han llevado a la creación de una normativa especifica para regular estos usos que incluyen la obligatoriedad del pago de una tasa diaria por la realización de la actividad.

Como veis la densidad y variedad de la normativa ambiental es enorme y de amplia repercusión para nuestras actividades. Una buena forma de conocer mas sobre estas normativas es acudir a nuestro curso de Gestión legal de Actividades en el Medio Natural este próximo mes de diciembre en Madrid, o solicitarnos uno "ad hoc" para tu colectivo y sus necesidades.

jueves, 6 de noviembre de 2014

Curso: Gestión Legal de Actividades en la Naturaleza

¿En que consiste la responsabilidad en casos de accidentes en el medio naturla? ¿Qué normativas ambientales pueden afectar y como al esarrollo de nuestras actividades? ¿Qué se considera Turismo Activo y que requisitos he de cumplir si lo practico? ¿Que titulaciones son validas para trabajar en este sector?



Estas y muchas otras dudas son las que trata de resolver el curso "Gestión Legal de Actividades en el Medio Natural"; intentar aclarar la maraña normativa que afecta al desarrollo de actiidades de ocio, tiempo libre, deportivas y/o profesionales en el medio natural.

Curso enfocado a tod@s aquellos que de forma activa o pasiva intervienen en el sector de las actividades deportivas y que busquen satisfacer sus demandas formativas en regulación de turismo activo, espacios naturales protegidos, accidentes y responsabilidad, ...





El curso se divide en tres modulos individualizados que pueden cursarse de manera aislada o conjunta. En esta ocasión, de nuevo, lo desarrollaremos en madrid en colaboración con la Escuela Madrileña de Alta Montaña  en sus instalaciones del IES Ciudad Escolar.

Las fechas y horarios del curso son: 2, 3 y 4 de diciembre, de 16:00 a 20:30 horas.

Toda la información del curso y la ficha de inscripción la teneis aquí

Plazas limitadas.

Os esperamos

jueves, 2 de octubre de 2014

Seguimos vivos y luchando

Hola a tod@s¡¡¡ y perdón por el retraso en actualizar el blog (aunque quizás tampoco nadie lo ha echado de menos...).

No hemos desaparecido, ni nos hemos retirado; seguimos en la brecha y seguimos con ganas de avanzar en la mejora de la actividades de la naturaleza. Y seguimos con ganas a pesar de la acumulación de trabajo, del sopor veraniego y, sobre todo, de la mala resaca que supone el día a día de las actividades de montaña en los medios de comunicación.

Comentaba el otro día con un amigo, y maestro, el hartazgo que siento al seguir la "actualidad" del mundillo por redes sociales, medios de comunicación y  conversaciones diarias con los implicados; punto de vista que compartía. Esta desazón proviene de la imagen actual de nuestras actividades a nivel social: "somos un peligro", "somos un coste social", "somos un coste ambiental". Las administraciones publicas no nos defienden, ni por lo general nos amparan; las entidades privadas buscan su lucro aun a costa de engaños y medias verdades (por decirlo finamente), en definitiva un panorama bastante parecido a la aldea de Asterix. Esta sensación he podido contrastarla en sujetos implicados desde distintos ángulos del mundo de las actividades de montaña (rescatadores, sanitarios, guias y profesionales de la montaña, usuarios, ...)

Para aumentar mas esta sensación, tengo la certeza de que desde el poder político se hace poco o nada por favorecer la actividad física en el medio natural,en general seguimos con los mismos problemas que hace 10 años (y algunos de estos  magnificado o incrementados) y no se ven ni propuestas de cambio ni propósitos de enmienda.



La guinda en todo este pastel (y perdón por desahogarme aquí) es el artículo publicado en la página web de la Federación Madrileña de Montañismo (FMM) "denunciando" el cobró de los servicios sanitarios por la Seguridad Social "la seguridad social factura los accidentes de montaña". Desconozco la autoría del articulo, pero si detecto o bien un desconocimiento absoluto del "sistema", o un evidente interés de la aseguradora en su elaboración y publicación.

Mi resumen del artículo es sencillo: La aseguradora se da cuenta de que la Seguridad Social le esta pasando unos gastos con los que ella (aseguradora) no contaba. Ve que la cuenta con esa federación le esta saliendo rana (va a perder dinero, o al menos no ganar) y decide poner manos a la obra: Titular llamativo, acuso a otros (Consejería de Sanidad, Federación y federados,...) de mis desgracias y hago un intento "educativo" de que otros hagan por mi lo que yo no he sabido/podido hacer correctamente.Y por si fuera poco amenazo con que esto va a suponer un aumento de primas para el año próximo. De manual.

Para quienes desconozcan como funciona este mundillo os hago una explicación breve:

-Ley del Deporte, Artículo 59.
    1. La asistencia sanitaria derivada de la práctica deportiva general del ciudadano   constituye una prestación ordinaria del régimen de aseguramiento sanitario del sector público que le corresponda y, asimismo, de los seguros generales de asistencia sanitaria prestados por Entidades privadas.
     2. Con independencia de otros aseguramientos especiales que puedan establecerse, todos los deportistas federados que participen en competiciones oficiales de ámbito estatal deberán estar en posesión de un seguro obligatorio que cubra los riesgos para la salud derivados de la práctica de la modalidad deportiva correspondiente.
En el caso de que la asistencia sanitaria sea prestada por una Entidad distinta a la aseguradora, esta última vendrá obligada al reintegro de los gastos producidos por dicha asistencia, conforme a lo establecido en el artículo 83 de la Ley General de Sanidad.



Es decir se garantiza por ley la asistencia sanitaria ordinaria a los deportistas, se preve que puedan tener un aseguramiento privado y que, en caso de tener este ultimo y ser atendido por la Seguridad Social esta procederá al reintegro del coste de la asistencia procurada.

-Las Federaciones deportivas en su licencia anual incluyen, entre otros aspectos, un seguro de accidentes para sus federados. Se incluyen determinadas contingencias y se establecen unos limites y condiciones (otro tema sobre el que podríamos hablar largo y tendido) para la asistencia sanitaria en caso de accidente en la práctica deportiva.

Esta asistencia se realizará en los centros concertados por la aseguradora según el protocolo que ella misma establece. Aquí podéis ver el cuadro de centros de la FMM; y ahora os pongo dos ejemplos de que ocurre con montañeros lesionados "leves":

  a)-Montañero madrileño federado que se cae realizando escalada deportiva en el mes de agosto en Cavallers (Lleida) y sufre un corte en la ceja que requiere sutura y varias heridas en brazo y pierna. Encuentra en la lista anterior el centro sanitario concertado mas cercano al lugar de producción.

  b)-Montañera madrileña que en el descenso de un barranco en la Sierra de Guara (Huesca) sufre un resbalón que le ocasiona un esguince de tobillo pudiendo salir por su propio pie del citado barranco. De nuevo, busque el centro sanitario concertado mas próximo.

En ambos casos los heridos tienen que desplazarse en vehículo particular unas 2 horas para ser atendidos en el centro concertado (Barcelona y Zaragoza) o unos  30 minutos al de la red pública (Pont de Suert y Abiego). Y es lógico que ante la relativa urgencia y necesidad de la atención acudan al centro sanitario mas próximo (que para eso están y los pagamos de nuestros impuestos) por razones de eficiencia, cercania y comodidad.



Es evidente que la compañía aseguradora tiene un fin ultimo que es ganar dinero, y es licito y loable; no es de recibo sin embargo que intente desinformar a la opinión pública y cargar en terceros sus propias torpezas a la hora de plantearse las cuentas con un asegurado.




jueves, 24 de abril de 2014

Curso Avanzado de Seguridad en Actividades al Aire Libre.

A principios de abril estuvimos en Madrid participando como docentes en el curso organizado por la Escuela Española de Alta Montaña, dependiente de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada, y dirigido a los responsables de seguridad de las federaciones autonómicas.

Un momento de la exposición de Iñigo Ayllón

En esta ocasión el curso fue impartido por nuestro buen amigo Alberto Ayora (Gestión del Riesgo) e Iñigo Ayllón, (Responsabilidad y Seguridad Jurídica) y se desarrollo en la sede del Consejo Superior de Deportes los días 5 y 6 de abril, contando con la presencia de 24 alumnos provinientes de 15 federaciones autonómicas. Para la obtención del título correspondiente quedará por realizarse un modulo específico de primeros auxilios.

Los objetivos que persigue esta formación son tanto el institucionalizar la figura del responsable de seguridad en las federaciones autonómicas como el dotarles de herramientas para liderar y supervisar los procesos que se vayan poniendo en marcha en su ámbito de actuación.

 Lluis Giner, director técnico de la Fedme, y los ponentes durante la presentación de las jornadas.


La buena acogida que ha tenido esta iniciativa entre las federaciones, y la excelente disposición de los delegados autonómicos propicio un desarrollo intenso y participativo de las sesiones que hicieron mucho mas provechoso el encuentro, al enriquecerlo con las consultas planteadas y las experiencias transmitidas entre todos.

El balance de las jornadas no puede ser, desde nuestro punto de vista, mas positivo. Hemos detectado el gran interés existente y han comenzado a plantearse los primeros proyectos, a nivel autonómico, fruto de la implicación de algunos de los participantes. Esperemos que entre todos sigamos avanzando en la consecución de unas actividades de montaña mas seguras para los practicantes, organizadores, clubes y federaciones.

martes, 1 de abril de 2014

Vocal de Club de Seguridad: Colaboración con la Federación Andaluza de Montañismos

Por fin ha arrancado un proyecto que llevaba ya tiempo en la recámara. Desde hace al menos un año llevábamos trabajando en la sombra junto a Pedro Partal (http://encorda2.com/) en la creación de esta nueva figura que ha de ser un importante instrumento para potenciar la seguridad en las actividades de los clubes.


Un momento de la formación a los Vocales. Foto Fedamon

Este pasado fin de semana se ha desarrollado la primera acción con el encuentro de vocales (unos 30), la delimitación de sus roles y objetivos y las primeras formaciones que hemos desarrollado en las instalaciones del CEULAJ en Mollina (Málaga).

Después de las presentaciones iniciales y de la puesta en valor y consideración de esta figura hemos procedido a adentrarnos en la regulación legal de las actividades de montaña, detallando las diversas normativas que afectan al desarrollo de cualquier actividad en la naturaleza tanto a nivel individual como colectivo. Incidiendo especialmente en la co-existencia, en muchos casos, de normativas estatales y autonómicas.

A continuación se ha procedido a realizar una breve exposición sobre Seguridad y Gestión de Riesgos orientada esencialmente a valorar los peligros subjetivos (aquellos que resultan de nuestra relación con el medio natural) como los mayores condicionantes de la seguridad y poniéndolos en perspectiva con la Responsabilidad Jurídica, materia sobre la que también se realizo una amplia exposición.

Finalmente y como conclusión se realizo, a través del análisis de jurisprudencia de accidentes en montaña, una aplicación practica de las conclusiones a las que llegan jueces y magistrados en sus sentencias y su reflejo tanto en los conceptos de seguridad y gestión de riesgos como en los de responsabilidad civil y penal.

Momento de la presentación de las Jornadas. Foto Fedamon.


Adicionalmente, y aprovechando nuestra presencia con los vocales de seguridad, la Federación Andaluza organizo un encuentro formativo para presidentes de clubes en el que también participamos desarrollando la Ponencia: "Responsabilidad en Actividades de montaña" que fue fenomenalmente acogida por los cien asistentes quienes participaron activamente.

Desde nuestro punto de vista, estamos encantados con la invitación recibida para participar y con el trato recibido de organizadores y participantes. Nuestro compromiso con el mundo de las montaña y el desarrollo de unas actividades mas seguras se ven ampliamente satisfechos con este tipo de acciones, a las que consideramos imprescindibles de cara a un desarrollo seguro de las actividades deportivas en la naturaleza.